Elsa Hosk, la diosa que dejó el baloncesto para hacernos felices

Fueron tantas las ofertas para modelar que recibió al dejar el deporte, que pronto se trasladó a la ciudad de Nueva York para comenzar a modelar a tiempo completo.

Fueron tantas las ofertas para modelar que recibió al dejar el deporte, que pronto se trasladó a la ciudad de Nueva York para comenzar a modelar a tiempo completo.