Elsa Hosk, la diosa que dejó el baloncesto para hacernos felices

Por Redacción Nalgas y Libros    22 enero, 2016

Elsa Hosk nació y se crió en Suecia. A los 13 años comenzó a recibir ofertas para modelar luego de que su padre publicara una sesión de fotos en varias agencias de modelaje, pero a ella lo que le gustaba era el baloncesto. Incluso llegó a jugarlo de forma profesional en la liga sueca, pero se desmotivó ante la enorme diferencia que había con respecto a la liga de Estados Unidos y al bajo interés en su país por la disciplina.

A pesar de que en última instancia abandonó el baloncesto profesional por el modelado, Hosk ha dicho que el intenso rigor de las prácticas (8 por semana al jugar al baloncesto) y los viajes le ayudó a prepararse para las exigencias físicas del mundo del modelaje.5

Fueron tantas las ofertas para modelar que recibió al dejar el deporte, que pronto se trasladó a la ciudad de Nueva York para comenzar a modelar a tiempo completo. Algunos escritores han especulado que su trabajo con Victoria’s Secret fue lo que la trajo al mundo de la moda de primer nivel, pero también Hosk identifica su trabajo con el fotógrafo Ellen von Unwerth en campañas de Guess.

elsa-hosk-1

elsa-hosk-2

elsa-hosk-3

elsa-hosk-4

elsa-hosk-5

elsa-hosk-6

elsa-hosk-8

elsa-hosk-9

elsa-hosk-10

elsa-hosk-11

elsa-hosk-12









También te recomendamos




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Ver más
Inducir sueños lúcidos sí es posible: "Fue muy extraño" Una investigación liderada por la Universidad Johann Wolfgang Goethe en Frankfurt (Alemania) revela que las ondas gamma...