Elige al padre de tus hijos por catálogo y el semen te llega por Internet

Por redaccionnyl el 05/02/2017

Pasar la treintena, para una mujer, significa acercarse peligrosamente a esa edad en la que se tiene que plantear si quiere o no tener hijos. Para ello, la norma social dice que se requieren pareja y trabajo estable pero, hace tiempo que el primer requisito se puede compensar si se tiene bastante del segundo para invertir los entre 1.500 y 2.000 euros que puede costar un tratamiento de inseminación artificial. A esta fórmula, que está totalmente medicalizada y controlada, le ha surgido una competencia un poco más económica y rudimentaria que te permite elegir al futuro ‘padre de tus hijos’ por internet.

 
 

La compañía que lo ofrece es danesa, se llama Cryos y distribuye semen a 80 países, tanto para clínicas de reproducción asistida, como para hacerlo de forma casera. Básicamente, la mujer que quiera tener un hijo lo único que tiene que hacer es acceder a la web y buscar un donante. Se trata de lo más parecido a buscar pareja en Tinder: se puede elegir el color del pelo, el color de los ojos, la etnia, la altura, todo. Es más, incluso se puede escuchar la voz del donante de semen, ver la caligrafía que tiene o saber cuál es su nivel académico.

“La posibilidad de poder elegir con exactitud los rasgos físicos y genéticos de sus futuros hijos es lo que más gusta a nuestras clientas”, comenta la delegada de Cryos en España, Charlotte Eckstein. Una vez hecha la elección del donante, el semen llega al domicilio de la mujer en dos tubitos con forma alargada colocados en el interior de un contenedor de hielo seco. Con una jeringuilla —incluida en el set— se introduce en la vagina el semen, cuya fertilidad y calidad genética ha sido previamente verificada por Cryos.

De entrada, puede parecer un método bastante frío, ya que se realiza a solas y sin la ayuda de un profesional, sin embargo, Charlotte explica que “en España las mujeres que demandan esta opción han aumentado en el último año en un 100%”. Probablemente, el motivo por este claro auge se deba a que la inseminación de semen precongelado es más barata —en torno a los 500 euros— pero sus probabilidades son, dada la alta movilidad y calidad del semen empleado, “un poco más altas que el coito normal”.

También hay un método más rudimentario, en el que internet también está teniendo un papel importante, a través de las páginas o foros en los que cualquiera puede contactar con hombres para recibir de ellos su semen imitando el funcionamiento de las empresas del sector o, directamente, teniendo relaciones sexuales que devengan en embarazo. Sin embargo, hablamos de una práctica ilegal sin ningún tipo de control médico y con precios que rondan los 300 euros. Además, en el caso de los donantes de semen sin licencia nadie garantiza la legitimidad y el origen del semen donado.

Un sector en lucha constante

El panorama del mercado de la fecundación es un auténtico campo de batalla. Aquí nadie se fía de nadie y los defensores de cada método critican ferozmente a la competencia. Por supuesto que la empresa Cryos no se ha hecho buenos amigos en el sector más tradicional. Las clínicas de reproducción asistida agrupadas en la Sociedad Española de Fertilidad, consideran que el método Cryos carece de todos los niveles de seguridad médica y además es ilegal ya que la ley 2006 de reproducción asistida prohíbe elegir el donante. Sin embargo Cryos asegura que se rige por la ley de Dinamarca que está de acuerdo con la normativa de la Unión Europea.

Una opción que genera polémica, especialmente por la posibilidad de elegir las características exactas del donante pero, tal vez sea cuestión de tiempo que se normalice en la sociedad y que las abuelas dejen de decirles a las treintañeras en las cenas de navidad eso de “a ver cuándo te echas un novio que se te va a pasar el arroz”.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com