El sorprendente lenguaje universal de los bebés

Por Néstor Luis González el 02/02/2016

Para burlarse de los poetas caseros, Aquiles Nazoa escribió en “El arrocito de las López” que “madre es el nombre / que con letras de granito / por el mismo Dios fue escrito / en el corazón del hombre”. Pero, parece que sí.

El sonido ‘ma’ es innato en los seres humanos, de hecho es una de las primeras voces que emiten los bebés. Esa voz está tan evidentemente relacionada con la figura de la madre alrededor del mundo que en hebreo se dice ‘ima’ y en chino ‘ma ma’.

Lo mismo ocurre con el sonido papá. Ambos son apenas balbuceos que los padres identifican con ellos mismos. Así, papá se dice ‘abba’ en ‘arameo’, baba en mandarín, baba en persa y papa en francés.

De igual manera, mamá se dice ‘amá’ en navajo, ‘mama’ en suajili o ‘mama’ en quechua.

A algún erudito se le ocurrió que eso no podía ser casualidad y que seguramente la coincidencia tenía que ver con alguna lengua que todos teníamos en común antes de que el Altísimo confundiera al hombre en tiempos de la Torre de Babel, pero no. La verdad es que algo parecido a ‘ma’ también es le sonido que los bebés van escuchando mientras les dan leche materna.

Hay excepciones, claro. En fiyiano la palabra para madre es nana -algo muy parecido al recurrente mama-, y en turco y mongol es ana -que en árabe significa yo. Más curioso es el caso de lo que se conoce como el proto-japonés antiguo, en el que ‘papa’ significa madre.

En el actual japonés la palabra para padre es chichi, y el sonido mama es interpretado como ‘comida’.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com