El país donde la literatura es la gran obsesión nacional

Por redaccionnyl el 17/08/2017

En Islandia la literatura es más que un pasatiempo. Este país del extremo noroccidental de Europa es conocido, entre otras cosas, por tener el récord mundial de producción de libros por habitante. Y las cifras lo respaldan: uno de cada 10 islandeses ha publicado un libro.

La frase “Ad ganga med bok I maganum” es muy conocida en Islandia y resume muy bien este fenómeno. “Todo el mundo da a luz a un libro”, es su significado en español.

Además, el 93% de la población lee al menos un libro al año, y más de la mitad compra al menos ocho títulos, lo que hace que las ventas proporcionales –sobre todo, las de novela negra– sean mucho más altas que las de sus vecinos escandinavos, según un informe reciente del diario “La Vanguardia”.

La promoción de la lectura y el respeto a los escritores parece ser la clave. Y es que desde mediados de los 70, el gobierno islandés paga un sueldo (de 2.400 euros netos) a escritores profesionales seleccionados para que puedan trabajar tranquilamente. El medio detalla que el pago puede darse por un período que puede ser desde tres meses hasta dos años, en algunos casos excepcionales. El pago se justifica en que es muy difícil vivir de la venta de libros en un país de 320.000 habitantes.

Se trata de una medida natural en un país que ama la lectura y que siempre obtiene los primeros lugares en los ránkings que miden habilidades de literatura.

“Se escribe de todo -sagas modernas, poesía, libros infantiles, ficción literaria y erótica-, pero lo que está en auge es la novela policial”, dijo a la BBC Agla Magnusdottir, quien dirige el Centro de Literatura islandés.

La islandesa Sigrún Klara Hannesdóttir, quien vivió un año en el Perú a fines de la década del 60, ha sido directora del Instituto Nórdico para la Investigación Científica y directora de la Biblioteca Nacional de Islandia.

En una entrevista con El Comercio publicada en octubre del 2016, Sigrún Klara contó cómo la lectura estuvo presente en su vida desde que era muy pequeña.

“Islandia siempre ha tenido una tradición de lectura y narraciones: están las famosas sagas, escritas en el siglo XII en islandés. Nosotros éramos muy pobres, pero las historias siempre estuvieron en la mente de la gente, y cuando las oportunidades llegaron salimos de la pobreza. En 1905, cuando nació mi papá, no había comida ni calefacción; sin embargo, para 1930 él había comprado una casa y tenía trabajo”, narró.

Para ella, el Nobel de Literatura HalldórLaxness no era popular antes de ganar el galardón en 1955, pues había escrito sobre una parte no tan bonita de nuestra antigua sociedad agricultora.

“Él habló del hambre, de que la gente tenía piojos y era analfabeta, y en 1955 ya no éramos eso. Sin embargo, debo decir que el libro de Laxness “Gente independiente” es el mejor libro escrito en islandés. ¿Es duro? Sí. ¿Es desagradable? Sí. Pero es la pura verdad”, afirmó.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com