El northern soul, la música negra que puso a bailar a los blancos

Por Luis Figuera el 05/01/2016

Montones de jóvenes ingleses llenaban las pistas de baile haciendo piruetas, acrobacias y pasos únicos, era el tiempo cuando el soul y su carga de sentimiento y nostalgia se escuchaban en el norte de Inglaterra, mientras se destilaba sudor y se gritaba de entusiasmo, porque el soul del norte estaba naciendo. No tuvo el impacto dela Bossa Nova en Brasil o el jazz en Estados Unidos, pero abrió las puertas a estilos de baile que se instalaron posteriormente.

El nombre fue acuñado por el periodista Dave Godin, e inicialmente se utilizó como una herramienta para separar el northern soul del resto de los ritmos y sonidos del soul. Es una tendencia caracterizada por un ritmo rápido del sonido negro que tiene tiempos altos, y que era originario de la disquera de la ciudad de los motores (Tamla Motonw), dedicada a difundir a artistas de color en los estados Unidos.

El aporte del norte de Inglaterra tiene que ver con las piruetas y las acrobacias que le agrego la juventud inglesa, y que hicieron de grandes salas de baile como el Wigan Casino, verdaderos templos de adoración de esta corriente musical, cuya trascendencia tuvo un impacto en el mundo del espectáculo a tal punto que el Wigan Casino, fue elegido en 1978 como el mejor club del mundo, y las repercusiones internacionales que tuvo el sub género musical se extendieron al universo de la moda.

En la película “Northern Soul”, Elain Constantine, retrata los inicios de esta corriente musical, cuyo nacimiento tiene mucho que ver con la fascinación que despierta en la juventud inglesa, el rítmico sonido del soul original que inicialmente era difundido por disqueras de los Estados Unidos, muchas de las cuales cerraron sus puertas, dejando el legado de algunos cantantes o grupos musicales con uno o dos temas grabados, que hallaron su gloria en las largas noches de las salas de baile de Inglaterra, donde eran pinchados por los DJ de turno que para mantener el secreto de su música optaban por esconder el autor de la canción “tapadera” para evitar que otros DJ, pudieran conseguir los temas.

El ritmo estilo Rock, con el sonido trepidante de los metales, y la sincronización repetitiva se apoderaron de las salas de Inglaterra, con una dinámica propia de baile que incluía giros gimnásticos, y todo tipo de pasos originales que pudiera diferenciar y hacer único al bailarín.

Mientras menos copias existían del disco original, más llamativo era el contenido para una juventud ansiosa, que imponía una dinámica musical signada por la libertad, y que se identificaba con esa música tristona y de compases rítmicos y repetitivos, que invocaban a la soledad, el amor, la ausencia.

“La Soledad es el escudo que llevas/A tono profundo de azul siempre está ahí/El sol no va a brillar mas/La luna no va a levantarse en el cielo/Las lágrimas están siempre nublando los ojos/Cuando estas sin amor. / Bebe…” Canta Frankie Valli, uno de los ídolos del northern soul en The Sun Ain’t Gonna Shine Anymore.“Sunny, ayer mi vida estaba llena de lluvia/Sunny, me sonreíste y eso realmente alivio mi dolor/los días oscuros se han ido/ y los días brillantes están aquí/ mi Sunny brilla tan sinceramente/ Sunny es tan sincera/ te amo, susurraba Bobby Hebb, otro de los reyes del soul del norte en su famosa canción Sunny.

Cantantes prácticamente desconocidos para el gran público, llegaron a ser verdaderos ídolos para la juventud inglesa. La Brenda Ben, Gloria Jones, Jessie James, Bobby Paris, Frankie Valli, Bobby Hebb, y agrupaciones como TheVel-vets, TheNewbeats, sonaban toda la noche en las pistas de baile del Twisted Wheel, sitio original del nacimiento del soul del norte, y donde cada quien interpretaba en la pista, el movimiento según sus conceptos de libertad, audacia, creatividad, y sus condiciones físicas para saltar y moverse. En ese sentido el northern soul fue un sub género único nacido en los suburbios de la poderosa Inglaterra.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com