El manuscrito Voynich, el libro más raro del mundo, a punto de ser traducido

Por redaccionnyl el 11/09/2017

El manuscrito Voynich es un libro ilustrado, de contenidos desconocidos, escrito hace unos 500 años por un autor anónimo en un alfabeto no identificado y un idioma incomprensible, el denominado voynichés.

El manuscrito ha sido objeto de intensos estudios por numerosos criptógrafos profesionales y aficionados, incluyendo destacados especialistas estadounidenses y británicos en descifrados de la Segunda Guerra Mundial. Hasta febrero de 2014 ninguno había conseguido descifrar una sola palabra. Esta sucesión de fracasos ha convertido al manuscrito en el Santo Grial de la criptografía histórica, pero a la vez ha alimentado la teoría de que el libro no es más que un elaborado engaño, una secuencia de símbolos al azar sin sentido alguno.

Y es que en 2014, Stephen Bax, profesor de la Universidad de Bedfordshire aseguró haber descifrado diez palabras del manuscrito. Dijo que eran nombres de plantas, por lo que sugirió que se trataba de un libro de historia natural. Pero ahora una nueva teoría, que no contradice la de Bax, parece haber dado con la solución.

Nicholas Gibbs, experto en historia de la medicina, está convencido de que se trata de un manual médico y que por eso se habla de plantas medicinales como dijo Bax. Si está en lo cierto, es posible que estemos a las puertas de resolver uno de los enigmas criptográficos más complejos de la historia.

Un misterio criptográfico mayúsculo

El Manuscrito Voynich se trata de un libro anónimo escrito en el siglo XV en un idioma o código que nadie ha podido descifrar. Desde su redescubrimiento en 1912 tiene desconcertado a todo el mundo y ha despertado un interés que ha puesto en riesgo el mismo manuscrito. Lleno de ilustraciones de plantas raras o inexistentes, símbolos astrológicos, criaturas extrañas y mujeres desnudas: se trata de un objeto fascinante.

Desde los años 60 sabemos que se trata de una lengua natural (o de un código relacionado con una lengua natural) porque cumple la Ley de Zipf, una regularidad empírica que solo se da en las lenguas naturales y que describe la frecuencia aparición de las palabras. Los lenguajes inventados (sobre todo, los lenguajes inventados en el siglo XV) no la cumplen. Con todo esto en mente: el tamaño del libro y la complejidad de su contenido convierten a Voynich en un misterio en mayúsculo para criptógrafos de todo el mundo.

La posible respuesta

Según la teoría de Gibbs, se trata de una suerte de vademecum medieval escrito con un sistema de notación lleno de abreviaturas (centrado, sobre todo, en temas ginecológicos). No es una explicación extraña.

El problema, como tantas otras veces, es que sin un índice de abreviaturas, no podemos saber si el manuscrito es efectivamente un libro de medicina o no. No ahora, al menos. Sin embargo, la opinión generalizada entre los investigadores es que estamos cada vez más cerca de encontrar una respuesta a uno de los misterios criptográficos más extraños del mundo: es posible que la apuesta de Gibbs aún no esté cerrada (que no lo está en absoluto), pero la idea del manual médico empieza a ganar adeptos entre los especialistas.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com