El diseñador que se fue a vivir bajo un puente y lo convirtió en una maravilla

Por redaccionnyl el 04/09/2017

Bajo un puente cualquiera la ciudad española de Valencia está la casa y oficina de Fernando Abellanas, un diseñador de 33 años que ha hallado su propio espacio en medio del caos y de la tragedia de conseguir un inmueble.

“Quizás mi época de grafitero me enseñó a mirar los espacios urbanos de otra manera. La elección de ‘irse a vivir debajo de un puente’ no es casual, lo que para otros podría ser un lugar lúgubre o evitable para mí es una oportunidad perfecta de poner en práctica mis proyectos”, dijo en una entrevista para Código Nuevo.

“Juego mucho con la idea de que la instalación pueda tener tantas lecturas como gente observándola. Lo mismo ocurre con las ciudades, según la mirada de las personas los espacios adquieren un significado u otro. En este caso quería evocar ese sentimiento que todos los niños hemos tenido de tener nuestra pequeña casita, ese rincón del mundo en el que sentirnos protegidos. Quizás por todo ello está ubicada en un lugar al que nadie suele pararse a mirar”, explica el valenciano que añade: “lo único que hice fue llevar esta sensación de la infancia a otro nivel, con la ciudad como ese espacio en el que encontrar nuestro hueco”.

Fernando no pidió permiso a nadie y mucho menos a la policía o el ayuntamiento correspondiente. “El hecho de haber pedido autorización desvirtuaría toda la filosofía por detrás de la intervención, por no decir que muy probablemente me habrían dicho que no después de muchos meses y papeleo”, dice quien sabe que a estas alturas su instalación habría podido ser robada, ocupada o destruida.

El siguiente video con más de medio millón de reproducciones muestra bien cómo funciona su espacio privado en medio del concreto valenciano.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com