El curioso caso de alguien que se atrevió y simplemente me dijo: “No me gustas”

Esta es una lectura imprescindible porque nada nos cuesta más que la sinceridad ajena cuando esta es contraria a nuestros planes o deseos.

Esta es una lectura imprescindible porque nada nos cuesta más que la sinceridad ajena cuando esta es contraria a nuestros planes o deseos.