El artista que le modificó de un golpe el ojo a David Bowie