Diez grandes películas que increíblemente no sirvieron para nada

Por redaccionnyl el 14/06/2017

Aunque hay películas para todos los gustos, solo muy pocas terminan llevándose el reconocimiento de ser las mejores películas. Mientras que otras, solo reciben críticas, debido a que fueron realmente un fracaso.

Por esta razón, aquí te dejamos 10 películas que hoy consideramos éxitos rotundos pero fueron fracasos de taquilla cuando se estrenaron.

El Ciudadano (Citizen Kane, 1941)

Es considerada una de las mejores películas de la historia, a la par de El Padrino, pero la opera prima de Orson Welles no tuvo buena acogida en la taquilla.

El magnate de los medios, William Randolph Hearst, asumió que el personaje de Charles Foster Kane estaba inspirado en él e inició una ávida campaña desde sus medios de comunicación, desprestigiando tanto la película como a su director.

Su estreno en Europa después de la Segunda Guerra Mundial hizo que la película recobrara fuerza, sobre todo en Francia, permitiendo que se redescubriera y aceptara como la excelente película que es.

Blade Runner (1982)

El mundo construído en esta película de Ridley Scott y la atmósfera de una pelícua de detective en un escenario futurista son ingredientes que han hecho de esta, una de las películas más influyentes en el cámpo de lo visual. Su pasada por los cines, sin embargo, fue poco memorable.

Una producción plagada de problemas, una disputa entre Scott y los productores por incluir una voz en off que explique lo que sucede y un final feliz que poco tenía que ver con la atmósfera sombría hicieron que la película apenas recupere lo que se gastó en producirla. Tampoco ayudó que se estrene en la misma semana que Viaje a las Estrellas II: La Ira de Khan, La Cosa, Conan el Bárbaro y E.T.: El Extraterrestre.

Los subsecuentes reestrenos con cambios fundamentales, como el final y la eliminación de la voz en off, hicieron que mejorara la recepción del público hacia ella.

La Cosa (The Thing, 1982)

Tal como se mencionó antes, esta película se estrenó en la misma semana que Blade Runner y E.T. La nueva adaptación de la novela ¿Quién anda ahí? de John W. Campbell, fue alabada por sus efectos visuales pero criticada por todo lo demás.

Su director, John Carpenter, llegó a echarle la culpa a la película de Spielberg por el fracaso de la suya. Los años hicieron que La Cosa se convirtiera en una película de culto y sea considerada una de las obras maestras de Carpenter y del cine de terror en general.

¡Qué bello es vivir! (It’s a Wonderful Life, 1946)

En Estados Unidos, Pasar ¡Qué bello es vivir! es una tradición navideña. Los canales se turnan en pasar este clásico de Frank Capra donde James Stewart conoce como sería el mundo si nunca hubiera nacido. La verdad es que la popularidad que ganó la película se debió a que en 1974 no se le renovó el Copyright y las cadenas de TV pudieron pasarla gratuitamente.

Cuando se estrenó la película en 1946 se le criticó a Capra que sus personajes eran teatrales y que el villano, Mr. Potter, era un intento de negativizar a los banqueros.

Toro Salvaje (Raging Bull, 1980)

Toro Salvaje es la historia del boxeador Jake LaMotta, su ascenso en el ring y su traumática vida familiar. Hoy considerada una de las mejores películas de Martin Scorcese, ayudada por las actuaciones de Robert De Niro y Joe Pesci, fue un fracaso de taquilla por el rechazo de la crítica ante el nivel de violencia que maneja y la falta de publicidad por parte del estudio.

Érase una vez en América (Once Upon a Time in America, 1984)

Esta épica sobre el ascenso de la mafia judía era un ambicioso proyecto que le tardó años desarrollar y filmar. Su versión original de 229 minutos había impresionado a la prensa europea, pero los distribuidores estadounidenses decidieron reducirla a 139 minutos, reordenando las escenas para que se presente de manera cronológica.

Lamentablemente esta versión fue un fracaso rotundo de taquilla, recaudando 1/6 de lo que costó hacer la película. Aún así, se sigue considerando que es una de las mejores películas sobre la mafia.

Hijos del Hombre (Children of Men, 2006)

Una de las mejores películas de 2006, este drama situado en un mundo donde los humanos no pueden dejar descendencia es una de las mejores películas de ciencia ficción de los últimos 20 años. Pero a pesar de ser elogiada por la crítica, los espectadores no se sintieron atraídos por la atmósfera sombría y no llegó a recuperar el gasto de realización hasta dos años después de estrenada.

Vértigo (1958)

La obra maestra de Alfred Hitchcock recaudó considerablemente menos de lo que solía hacer una película con su nombre. Tildada de lenta y aburrida sólo por tratarse de un thriller psicológico. Incluso fue retirada de circulación en los ’70, reestrenándose en la década siguiente donde encontró un público nuevo que la llevó a ser el clásico que hoy conocemos.

El Mago de Oz (The Wizard of Oz, 1939)

Con un presupuesto que aumentaba cada vez que lo excedían, cinco directores y un centenar de problemas en el rodaje, es increíble que El Mago de Oz haya llegado a terminarse de filmar.

Lamentablemente para la película emblema de la MGM, su primer estreno apenas cubrió los costos de filmación, lo que no la convirtió necesariamente en un fracaso, pero no le sirvió al estudio para recuperar la inversión. Recién empezaría a generar ganancias importantes diez años después, cuando volvió a los cines en el aniversario de su estreno.

Laberinto (Labyrinth, 1986)

David Bowie, muppets y una joven Jennifer Connely en busca de su hermano bebé en un camino fantástico. Laberinto es recordada por muchos como una película fundamental de su infancia. Pero no era tan considerada cuando se estrenó, ya que recaudó apenas la mitad de lo que costó producirla.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com