Dejaron una piña en un museo y todos creyeron que era una obra de arte

Lo más surrealista del asunto es que la coordinadora de la exposición, Natalie Kerr, declaró al medio británico Press & Journal que, tras ausentarse 10 minutos de la exposición, la piña “ya estaba en la vitrina” y que decidió no tocarla porque era alérgica a la piña y porque quería “mantener el espíritu juguetón de la exposición”.

Lo más surrealista del asunto es que la coordinadora de la exposición, Natalie Kerr, declaró al medio británico Press & Journal que, tras ausentarse 10 minutos de la exposición, la piña “ya estaba en la vitrina” y que decidió no tocarla porque era alérgica a la piña y porque quería “mantener el espíritu juguetón de la exposición”.