Conducta en los velorios. Por Julio Cortázar

Cortázar no aceptó nunca las cosas como le fueron dadas. Por eso exprimió cada circunstancia de la vida con su sorprendente creatividad. Lo que ocurre en los velorios, como subir una escalera o llorar correctamente, nos da una brillante explicación.

Cortázar no aceptó nunca las cosas como le fueron dadas. Por eso exprimió cada circunstancia de la vida con su sorprendente creatividad. Lo que ocurre en los velorios, como subir una escalera o llorar correctamente, nos da una brillante explicación.