Cómo acabar contigo mismo o convertirte en escritor en el intento

Por redaccionnyl el 24/01/2017

Charles Bukowski presentó este poema con el título de “Cómo convertirte en un gran escritor”, pero al leerlo desde el punto de vista del siglo XXI, cuando la autodestrucción ya no está de moda porque se demostró que la gente se muere, no tuvimos otra alternativa que cambiarle el título para que apareciera en Nalgas y Libros.

 
 

Y no se trató de censura –porque ya usted sabe que aquí no censuramos nada– sino de un acto de sinceridad: no estamos dispuestos a joderles la vida a nuestros amados aspirantes a escritores diciéndoles que este es el camino correcto. Este poema es un manueal para destruirse a sí mismo o convertirse en escritor si no se consigue lo primero. De todas formas no creemos que estos sirva para ser un gran escritor, pero sí uno al que invitarán a muchas fiestas de esas que valen la pena. En todo caso, ahora sí lo presentamos con el título original porque hay que aceptar que de calidad no adolecen estas líneas.

Cómo convertirte en un gran escritor

Tienes que cogerte a muchas mujeres
bellas mujeres,
y escribir unos pocos poemas de amor decentes
y no te preocupes por la edad
y los nuevos talentos.
Sólo toma más cerveza, más y más cerveza.
Anda al hipódromo por lo menos una vez
a la semana
y gana
si es posible.
aprender a ganar es difícil,
cualquier pendejo puede ser un buen perdedor.
y no olvides tu Brahms,
tu Bach y tu
cerveza.
no te exijas.
duerme hasta el mediodía.
evita las tarjetas de crédito
o pagar cualquier cosa en término.
acuérdate de que no hay un pedazo de culo
en este mundo que valga más de 50 dólares
(en 1977).
y si tienes capacidad de amar
ámate a ti mismo primero
pero siempre sé consciente de la posibilidad de
la total derrota
ya sea por buenas o malas razones.
un sabor temprano de la muerte no es necesariamente
una mala cosa.
quédate afuera de las iglesias y los bares y los museos
y como las arañas, sé
paciente, el tiempo es la cruz de todos.
más
el exilio
la derrota
la traición toda esa basura.
quédate con la cerveza,
la cerveza es continua sangre.
una amante continua.
agarra una buena máquina de escribir
y mientras los pasos van y vienen
más allá de tu ventana dale duro a esa cosa,
dale duro.
haz de eso una pelea de peso pesado.
haz como el toro en la primer embestida.
y recuerda a los perros viejos,
que pelearon tan bien:
Hemingway, Celine, Dostoievski, Hamsun.
si crees que no se volvieron locos en habitaciones minúsculas
como te está pasando a ti ahora,
sin mujeres
sin comida
sin esperanza…
entonces no estás listo toma más cerveza.
hay tiempo.
y si no hay,
está bien igual.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com