Coca-Cola Zero se la comió en el estreno de Star Wars