Cinco pasos para seducir a modelitos principiantes

Por Néstor Luis González el 08/01/2016

1- No se engañe: incluso las más cultas y centradas aspirantes a modelo tienen en su código genético una especie de fascinación por todas las cosas que brillan. El oro, los diamantes, los objetos de plata, los relojes completamente metálicos, e incluso los autos con bastante cera en el capó pueden mejorar significativamente la calidad de vida del hombre soltero. Haga la prueba con cualquier objeto de metal bajo el sol: al ver el reflejo, la aspirante a modelito hará una especie de rictus que se convertirá en sonrisa idiota antes de resultar en grandes esfuerzos para no preguntar qué es eso que brilla.

2- No demuestre poseer ningún tipo de talento. Usted debe comportarse como un tipo normal. De esta manera estará bombardeando el subconsciente femenino y le estará haciendo saber al cerebro de esa mujer que usted es un buen prospecto para aparearse. Este tipo de mujeres están condicionadas para evitar hombres mejores que ellas. Debe permitirles soñar con el protagonismo de la relación. Ella quieren pasar la vida hablando y siendo escuchada por un hombre que la abrace fuertemente, listo, más nada. Su deber como macho es el de hacerse el bruto sin exagerar, de manera que la señorita jamás se ría de usted y no comience a verlo como un bufón.

3- Déjele claro desde el principio que usted no es su amigo. No permita que le cuente ningún inconveniente del tipo sentimental ni nada que se parezca a la conversación de dos amigas en la peluquería. El día que escuche salir de sus labios la palabra a-mi-go dirigida hacia usted sepa que está jodido. Cuando una mujer le dice amigo a un hombre lo hace para dejarle claro que no tiene la más mínima oportunidad de conquistarla. La palabra amigo dicha por una mujer supone distancia y se traduce en no me toques pedazo de perdedor incapaz de ofrecer cosas brillantes.

4- Hable de viajes. Siempre, siempre es importante hablar de viajes con las mujeres. A todas les encanta viajar o al menos soñar con eso. Debería ser inclusive el primer tema de conversación trivial en entablarse con una mujer. Sepa que para lograr el efecto deseado al hablar de viajes, usted debe cambiar un poquito el tono de voz, hablar más pausado de lo normal y levantar una de las cejas. No tiene que haber viajado, puede hablar de los lugares a los que le gustaría ir. Cuando note que comienzan a brillarle los ojos suéltele la propuesta de hacer un viaje corto y dígale –esto es ineludible- que en ese lugar pueden verse los más hermosos atardeceres. No se ponga poético, ella podría detectar en usted la presencia de un ser talentoso, sólo dígale que los atardeceres son muy hermosos allá.

5- No le diga bajo ningún pretexto que se ve hermosa. Por más encantadora que sea la mujer que pretende conquistar evite los cumplidos. Recuerde que sus cerebros buscan lo brillante, lo atractivo, y si usted le dice lo bella que es, ella analizará sus palabras y pensará en buscarse un hombre mejor. El primer elogio debe salir de la boca femenina, una vez que lo haga –será algo muy tímido, casi imperceptible- usted podrá decirle algo bonito acerca de alguna parte de su cuerpo, pero no generalice diciéndole que es extraordinariamente hermosa porque la hará sentirse superior a usted y despreciarlo.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com