Cinco libros de derecha para regalar a tus amigos de izquierda y viceversa

Por redaccionnyl el 06/01/2017

Hayek dedicó “Camino de servidumbre” “a los socialistas de todos los partidos”, para que los socialdemócratas no se hicieran los suecos. Cien años más tarde, el poeta Heine aseguró que las ideas creadas en la oscuridad del despacho de un pensador “han destruido civilizaciones”. En los últimos timpos, teóricos como Eli Pariser advirtieron que (“filter bubbles”), esa malsana afición que gobiernan las redes sociales que muestra solo los contenidos culturales, estéticos, políticos apegados a tu manera de pensar, robándote al tiempo los que cortocircuitan la disonancia cognitiva obligándote a dudar. Ya lo dijo Mark Zuckerberg, el creador de Facebook: “Saber que una ardilla muere en tu jardín puede ser más relevante para tus intereses que saber que muere gente en África”.

¿Por qué internet y las redes sociales han provocado un cierre de filias y fobias, envenenando la discusión pública a extremos nunca vistos? Por eso, queremos prender la curiosidad por las ideas del enemigo. Aunque sea por unas horas. Así que te ofrecemos cinco buenos libros de “derechas” para regalar a sus amigos y familiares de “izquierdas” y otros cinco no menos buenos de “izquierdas” para hacer lo propio con los de “derechas”. Todos ellos recientes, publicados durante los últimos meses.

Cinco de “derechas” para amigos de “izquierdas”

Medianoche en el siglo. Víctor Serge. Alianza

medianoche-en-el-siglo

Ya andarán ustedes avisados, este año celebramos la madre de todas las efemérides: los 100 años de la Revolución rusa. Aquel cataclismo que marcó el siglo XX, partió el mundo en dos mitades y se deshizo como un azucarillo apenas siete décadas después parecía amortizado en los noventa tras la caída del Muro. Pero, una vez más, los rumores sobre el fin de la historia habían sido exagerados. Las tensiones políticas renacientes prometen convertir este 2017 el centenario del asalto al Palacio de Invierno por los soviets en frontera caliente del debate entre derecha e izquierda. Si usted aprecia a alguien enamorado aún de aquel octubre rojo de 1917, el mejor regalo para que reconsidere su relación son estas memorias de uno de tantos intelectuales rusos que apoyaron en un primer momento la revolución para ser aplastados a continuación por ella. “Medianoche en el siglo”, de Víctor Serge, es un novelón sobre la represión comunista en el que emergen las islas del archipiélago Gulag varios años antes de que Solzhenitsyn las cartografiara.

Los enemigos del comercio. Volumen III. Antonio Escohotado. Espasa

los-enemigos-del-comercio-iii

Al sabio Escota no le gustará esto de que le encasillen en la diestra. Y con razón, su curiosidad feroz, su aplicación encandilada al estudio y, también, su corazoncito socialdemócrata (o socialista democrático, como suele apostillar él) justificarían su protesta. Pero si en el imaginario de la izquierda actual la idea comunista del comercio como algo sospechoso, cuando no directamente criminal, es el más antiguo “leit motiv” —desde la estrepitosa entrada de Jesús en el Templo hasta las barricadas del mayo francés—, nadie lo ha contado mejor que el filósofo en su triunfal trilogía, que a finales del pasado año llegó finalmente a su conclusión. Una empresa de 16 años, una auténtica gigantomaquia, la obra de su vida, en la que ha perseguido la historia del comunismo a lo largo de tres volúmenes y más de 2.000 páginas.

Obediencia a la autoridad. Stanley Milgram. Capitán Swing

obediencia-a-la-autoridad

Durante mucho tiempo, la izquierda animó cual “hooligan” al equipo de “la cultura” en su derbi eterno contra “la naturaleza”. De hecho, a aquellos sociobiólogos que, como E.H. Wilson, Robert Trivers o William D. Hamilton, comenzaron a señalar en los setenta que tal vez el hombre sí pudiera ser “malo” (egoísta, violento, etc.) por naturaleza, les saboteaban las conferencias en las universidades al grito de “¡nazis!”. Uno de los más célebres experimentos que, por aquellos años, contribuyeron a socavar la tesis rousseauniana de un buen salvaje beatífico antes de ser pervertido por la sociedad fue el de Stanley Milgram. El psicólogo de la Universidad de Yale llevó a cabo una serie de controvertidos ensayos que demostraron que, sometidos a las órdenes adecuadas, somos capaces de electrocutar a nuestros semejantes sin contemplaciones. Somos peligrosos zombis sin voluntad.

El científico rebelde. Freeman Dyson. Debate

el-cientifico-rebelde

Cuando un genio se desvía de la línea recta del discurso progresista comúnmente aceptado por la comunidad científica, los matraces de los laboratorios tiemblan. Así ocurrió cuando hace unos años Freeman Dyson, uno de los formuladores junto a Richard Feynman de la electrodinámica cuántica —”la joya de la física”—, reunió sus más polémicos artículos en “El científico rebelde”, libro que ahora reedita en español Debolsillo. En sus páginas, y tras criticar las ilusorias esperanzas de la física actual en lograr una “teoría del todo”, el nonagenario científico pasa a asuntos más mundanos, auténticos anatemas para la ciencia “mainstream” de hoy: defiende la religión y —esto es lo más grave— ataca el alarmismo en torno al cambio climático. Dyson sostiene que, puesto que el dióxido de carbono es bueno para las plantas, un planeta más cálido podría ser una cosa muy buena. Y si el CO2 se convierte en un problema, el físico cree que solo tendríamos que echar mano de la ingeniería genética para desarrollar una especie nueva de superárbol capaz de absorber el exceso. Además, “a la gente en Groenlandia les encanta”.

Estudios del malestar. José Luis Pardo. Anagrama

portada-de-estudios-del-malestar

A cualquiera que haya pasado por la universidad pública española, especialmente por sus facultades de “letras”, no le resultará ajena su hipertrofia política: carteles anticapitalistas y asambleas forman ya parte del mobiliario habitual. Fue en una de esas facultades, la de Sociología y Políticas de la Complutense de Madrid, donde se gestó Podemos, el más exitoso proyecto político de la izquierda radical desde la Transición, y es desde otra de esas facultades, la de Filosofía también en la Complu, donde el filósofo José Luis Pardo lo enjuicia muy críticamente (casi sin citarlo, por cierto). Como resumió Alberto Olmos en su artículo sobre este volumen que se alzó en 2016 con el premio Anagrama de Ensayo: “España está amenazada por el populismo, que tuitea mucho. Ernesto Laclau era un panoli y Michel Foucault lo vio todo venir. Además, las facultades de Filosofía van a cerrar, y casi mejor, porque están infestadas de comunistas. Esto es un poco lo que nos dice Jose Luis Pardo en “Estudios del malestar”, un ensayo duro sobre soberanía, poder, derivas democráticas y, sobre todo, fantasmas”.

Cinco de “izquierdas” para amigos de “derechas”

la-lucha-por-la-desigualdad

Desde que el francés Piketty decidiera hace algunos años reescribir con éxito “El capital” de Marx —tras confesar no habérselo leído—, la desigualdad se ha convertido en el punto de salida y llegada de todos los grandes debates de la crisis de nuestro tiempo. Una polémica crucial pero que, últimamente, languidecía sin nuevos aportes originales… hasta que llegó Gonzalo Pontón. El legendario editor español de no ficción ha esperado medio siglo para estrenarse escribiendo este ensayo monumental en que conecta la génesis de la desigualdad contemporánea en el siglo XVIII nada menos que con las intocables ideas de las Luces. Así, la Ilustración no sería más que un mito insostenible cuya finalidad habría consistido en amparar intelectualmente la gestación de una desigualdad social radical sobre cuyas ruinas se alzó el capitalismo moderno.

Los hombres me explican cosas. Rebeca Solnit. Capitán Swing

los-hombres-me-explican-cosas

Si “posverdad” ha sido la palabra del año, según el diccionario Oxford, “mansplaining” bien podría auparse con argumentos a la segunda posición. Al menos entre el público de nuestro país, en donde el barbarismo que sirve para resumir la condescendencia masculina hacia el sexo opuesto se ha popularizado este año tras la publicación del libro —o libelo— de la periodista estadounidense Rebecca Solnit. En “Los hombres me explican cosas”, el feminismo se expresa a partes iguales con didactismo, contundencia y sentido del humor. El libro se abre con una historia desternillante en la que un ricachón da lecciones a la autora sobre una biografía de Edward Muybridge (precursor del cinematógrafo) escrita por la propia Solnit. El señor daba por hecho que un texto elogiado de semejante manera en la “New York Review of Books” tenía que haberlo escrito necesariamente un hombre…

Babel contra Babel. Ensayos III. Rafael Sánchez Ferlosio. Debate

babel-contra-babel

El pacifismo ha probado de mil y un guisos intelectuales, casi todos aderezados con salsa roja, pero nadie ha escrito en castellano contra la guerra con tanta inteligencia, durante tanto tiempo y con tanto ardor guerrero como el sabio Sánchez Ferlosio. “Babel contra Babel”, el tercer volumen de los cuatro que completarán sus textos de no ficción, reúne los artículos y libros que el escritor y premio Cervantes ha dedicado a temas geopolíticos y bélicos desde los ochenta. Ferlosio repasa en ellos, con apabullantes excursos históricos y bibliófilos, las sinrazones del deporte de la guerra encardinadas en los hechos de la actualidad que le tocó vivir, como las dos guerras de Irak. Pero ojo a su advertencia: “Todo intento de crítica pacifista, toda polemología que no empiece por rechazar drásticamente cualquier suerte de racionalizaciones de la guerra y no contemple cara a cara el elemento de tenebrosa y arcaica irracionalidad que se manifiesta en el amor a la victoria como fin en sí mismo, es un fatal error antropológico y está abocado al fracaso”.

Los límites del deseo. Esteban Hernández. Clave Intelectual

los-limites-del-deseo

Es uno de los más importantes ensayistas de la nueva generación de pensadores “que le ha quitado el muermo a la izquierda”, como le describió en El Confidencial Víctor Lenore. Esteban Hernández se impone en las páginas de su tercer libro investigar los usos y las prácticas, los cortocircuitos y las contradicciones, los límites y las resistencias del capitalismo en el estadio actual de su desarrollo. Y todo ello sin moralinas, sin eludir la crítica a una izquierda cada vez más desnortada que precisa con urgencia mapas y ases de guía para volver a poner en cuestión con eficacia la crítica a un sistema que no deja de comportarse como una metástasis letal. Tras liquidar las esperanzas de una prosperidad en acelerada descomposición en “El fin de la clase media” y abatir las ilusiones que los dueños del mundo se hacen sobre sí mismos en “Nosotros o el caos”, Hernández ha dejado para el final la pieza de caza más valiosa de su colección de cadáveres exquisitos: nada menos que el capitalismo.

En bruto: una reivindicación del materialismo histórico. César Rendueles. Catarata

en-bruto

Es el autor “bestseller” de los “Gramsci”, el tipo que colocó un extraño ensayo de extrema izquierda —”Sociofobia” (Capitán Swing, 2015)— en la lista de los mejores libros para el diario “El País”. Leerle siempre es un gustazo, especialmente cuando no estás de acuerdo con él y su anticapitalismo estético, bienhumorado y algo melancólico no solo no empacha sino que encandila al enemigo. Y además se atreve a incluir el sintagma radioactivo “materialismo histórico” en el título de su último libro —”En bruto” (Catarata, 2016)—, en el que sobrevuela la historia de toda una tradición de pensamiento… y derrota: “El problema de la tradición de izquierda y emancipatoria es que llevamos la derrota metida en los huesos. No podemos confundir haber perdido tantas veces con pensar que no llevamos razón”.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com