Cinco datos insólitos que cambiarán tu visión de la moda

Por redaccionnyl el 01/09/2017

Los tacones

En el siglo XVI los zapatos de tacón se exhibían en los pies tanto de hombres como de mujeres. La altura de este calzado era deseable porque, literal, te ponía por encima de los demás. Entre más te levantaran los tacones, más demostraban tus privilegios y tu poder.

El chopine era el modelo más usado por su tacón y plataforma. Las mujeres de la aristocracia eran fans de este tipo de zapatos porque usaban vestidos larguísimos que también simbolizaban su clase social. Es decir, en aquel entonces empleaban todo lo que tuvieran a la mano para reflejar lo “finolis” de su clase social.

La tanga

Aunque las tangas son consideradas como una prenda sensual y atrevida, de hecho fueron creadas por pudor, para bajarle un poquito al exhibicionismo. Se dice que las tangas nacieron en Nueva York, más o menos al final de la Gran Depresión. Fiorello LaGuardia, el alcalde de esta ciudad, ordenó en 1939 que las bailarinas exóticas se taparan un poco más debido a la gran cantidad de turistas que esperaban para la Feria Mundial.

El brasier

Mary Phelps Jacobs era una joven de 19 en los inicios del siglo XX. Mary se preparaba para su baile de debutante cuando vivió el horror de cualquier mujer antes de una noche importante: su vestido le quedaba extraño y su corsé se veía a través de su ropa. Los vestidos de esa época eran delgados, para cuerpos cuadrados y con escotes pronunciados, lo que puso a Mary y a su voluptuosidad en un aprieto. Entonces Mary puso su ingenio a trabajar para solucionar el problema y cosió dos de sus pañuelos con un listón rosa.

El resultado fue un prototipo del brasier, el cual tenía un efecto parecido al del corsé, pero con mayor libertad de movimiento. El 3 de noviembre de 1914 Mary patentó de manera oficial su invento.

Calcetines

Desde que existen los humanos, existen los incómodos pies helados. Uno de los primero pares de calcetines provienen de Egipto, de los años 400 a 500 a.C. Esta prenda tuvo una función práctica hasta la Edad Media, cuando se convirtieron en otro símbolo de estatus. Qué manía por convertirlo todo en una señal de lo mucho que nos creemos.

Lo curioso es que ese primer modelo de calcetín tenía una separación entre el pulgar y el resto de los dedos para usarlos con sandalias. Entonces, por usos y costumbres, usar sandalias con calcetines no sería tan de mal gusto. ¡Quién lo diría!

Sandalias

Las sandalias aparecieron en Occidente después de la Segunda Guerra Mundial. Las tropas estadounidenses consideraban a los japoneses como uno de sus mayores enemigos, pero eso no les impidió enamorarse de sus chanclas.

Como hasta ese entonces la mayoría de los zapatos eran cerrados, ver a alguien caminando tranquilamente por la calle con sandalias era algo escandaloso por informal. Incluso medio exhibicionista. Pero eso no impidió que este calzado se ganara la aceptación de las masas y se convirtiera en una pieza que no falta en los closets americanos.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com