Cinco accesorios que hacían lucir a tu abuelo como un caballero y que tú necesitas con urgencia

Por redaccionnyl el 05/08/2017

Para nadie es un secreto que son muy pocas las costumbres que se mantienen hoy en día y que definitivamente daban un toque distinguido a todo caballero. Las normas de vestir ya no son tan rigurosas como antes y el paso del tiempo sin duda alguna las ha borrado poco a poco de nuestra memoria y en su lugar, las nuevas tendencias de moda han dado paso a otras prendas que lo que hacen es que un hombre luzca más desenfrenado.

Cómo no recordar a esos padres o abuelos que se preocupaban por ese toque de elegancia que les permitía ser todo un señor distinguido a la hora de acudir a algún evento público o simplemente para cortejar a una dama.

A continuación les presentamos solo cinco de esos accesorios que hacían a un hombre marcar la diferencia del resto, y que sin duda alguna les servirán en la actualidad para rememorar esos tiempos en lo que la galantería era primordial en la vía diaria.

1.- Yuntas

Este accesorio sin duda alguna da un toque distinguido al hombre que las utilice. Se trata de un par de botones idénticos que se colocan en los puños para cerrar las mangas de la camisa de vestir. El uso de las mismas se remonta al siglo XVII, cuando los caballeros comenzaron a usar lazos en los puños de sus camisas y fue en el siglo XIX cuando ganaron auge las piedras o metales preciosos adaptados para ese uso.

2.- Tirantes

En la actualidad casi erradicados de los armarios. Son correas elásticas hechas de diversos materiales, pueden ser de cuero, tela o piel entre otros; y pueden ser unicolores, combinados o del tono de su preferencia, que se colocan alrededor de los hombros para sujetar el pantalón. Pueden ser elásticos en su totalidad o solo en las puntas, que a su vez llevan unas abrazaderas que se enganchan a la prensa de vestir. Se inventaron en el siglo XIX y comienzos del XX, cuando se llevaban en todo el mundo por la moda de ese entonces, de pantalón de talle alto. Es importante que sepa que los tirantes no deben usarse junto con un cinturón.

3.- Pisacorbatas

Tal y como su nombre lo indica es un objeto que se encarga de mantener la corbata en su lugar. La fija a la camisa evitando que se tambalee con el aire, cuando la persona se sienta o simplemente anda de un lado a otro. Su uso se posicionó en los años 20, en aquellos caballeros que debido a su profesión debían lucir impecables, manteniendo un buen aspecto de su ropa.

4.- Pañuelo

Esta pequeña pieza de tela cuadrada que habitualmente se lleva dentro del bolsillo de la chaqueta o de la camisa, es una costumbre que sin duda alguna ha costado mantenerse en el tiempo. Es sinónimo de elegancia y distinción. Algunos lo usan en la actualidad y tiene una infinita gama de colores que pueden combinarse perfectamente con la vestimenta. El pañuelo fue utilizado en el siglo XV por marinos franceses que viajaban a Oriente. En Europa, el pañuelo fue adoptado por las damas de la alta sociedad como objeto de distinción y su uso se restringía a lucirlo en la mano y agitarlo en las despedidas.

A partir del siglo XVI, se comenzó a usar con timidez para limpiarse la nariz. En el siglo XX los trabajadores de la construcción los usaban para protegerse la cabeza del sol. Una curiosidad de los pañuelos color blanco es que eran usados como bandera para pedir tregua. Algunos lo usaron y muy pocos lo siguen haciendo como señal de cortesía para ofrecerlo a una dama cuando llora.

5.- Bolígrafo

Objeto infaltable en el bolsillo de un caballero. Este instrumento de escritura que contiene tinta es empleado para anotar cualquier dato de interés de la persona que lo lleva. Aunque su uso se ha perdido, en la actualidad se mantiene entre los profesionales de la comunicación que aunque no lo llevan como símbolo de elegancia en el bolsillo de su camisa, lo trasladan de un lugar a otro para ejercer su labor. También era usado por los hombres en épocas pasadas como señal de galantería.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com