Canción del macho y de la hembra. Por Pablo Neruda

Derrítase, indígnese, léase a sí mismo y vuelva con este poema a sus orígenes primitivos: a sus instintos más básicos.

Derrítase, indígnese, léase a sí mismo y vuelva con este poema a sus orígenes primitivos: a sus instintos más básicos.