Bellos durmientes. Por Andrés Neuman

Por Andrés Neuman    29 marzo, 2016


Ver más

Los senos cuyo valor desconoce el dueño

Nadie jamás había tocado sus senos. Habían tenido una perfecta seriedad en su pecho. Estaban reservados para que muriesen...