Lo que hay detrás del apretón de senos de Bella Hadid a Emily Ratajkowski

Por redaccionnyl el 18/05/2017

El poema Ajedrez de Jorge Luis Borges termina: “Dios mueve al jugador y este la pieza / ¿Qué Dios detrás de Dios la trama empieza?”. Nosotros nos le quedamos viendo a estas supermodelos y pensamos en que tienen toda la apariencia de ser las absolutas reinas de la inmundicia por la imagen, y sin embargo parece sospechamos que los verdaderos reyes ni siquiera quieren exponerse al público y que estas niñitas son apenas los títeres de un sistema que ha de comenzar en cúpulas inimaginables.

Un día después de que Emily Ratajkowski subiera un video en el que Bella Hadid le agarra las tetas y se las aprieta en medio de un bailecito sensual, ya son tres millones de almas idiotizadas las que han reproducido en video. Evidentemente la menor de las Hadid no trata de cumplir un propósito específico ordenado por nadie y solo quiso agarrar los senos más deseados de Hollywood porque simplemente le provocó o para hacer reír a su amiga, pero es que no necesita que nadie le dé instrucciones porque ya está bien entrenada en el asunto de mantener ocupadas las mentes de un planeta que se está aniquilando a sí mismo.

Las supermodelos son parte esencial del sistema en plena era de la información. Siendo ellas mismas y propagando esos disfrutes cumplen a cabalidad con el objetivo de entretener mientras todo arde, de edulcorar la realidad y mantener a la gente consumiendo para que la mano invisible del mercado se mueva entre nosotros, de excitar a la multitud y crearles un prototipo de sexualidad en el cerebro por el que lucharán y gastarán para lograr. Aquí todo está clarito como el agua, y estas hermosuras no son sino un pedacito del todo.

¿Dónde termina esto? ¿Es el fin último la perdición de las almas? Aunque no son más que eslabones en el largo proceso de entretener para aplacar, al igual que usted, lector y consumidor último, ellas también son víctimas engañadas por la oportunidad de poder hacer casi todo lo que les da la gana: hasta agarrar unas tetas si les provoca.

Mientras tanto dejemos de hablar tanta paja y veamos una y otra vez el video, que por cierto nos encantó.

Una publicación compartida de Emily Ratajkowski (@emrata) el

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com