Rayuela y el fin de los escritores semidioses

Cuando Julio Cortázar publicó Rayuela, en 1963, el lector se encontró con un libro que le permití­a tomar divertidas decisiones con respecto a la novela, que no es novela, sino más bien contra novela.

Mire por qué Messi nunca hace elásticas ni bicicletas

Cuando Orson Welles tenía bajo presupuesto para una película usaba la imaginación y terminaba haciendo un cine más vistoso, pero Messi tiene tanto presupuesto en su andar que simplemente decide si regatea hacia un lado o el otro.

Este relato de Néstor Luis González te hará contener el aliento (y es una promesa)

La idea de escribir este cuento se me ocurrió por primera vez en diciembre de 2010, pero solo me senté a escribirlo en marzo de 2012. Después de tanto pensar, lo terminé en solo 10 minutos y sentí una sequedad tan desagradable que decidí que el juego debía continuar. Por eso lo metí con el nombre de una amiga en un concurso en el que yo no podía participar porque se llamaba “Nalgas y Libros – Planeta Urbe”. Los miembros de aquel jurado decidieron que “Cecilia” era el mejor de los 90 cuentos recibidos, mi amiga se rumbeó el premio y yo me sentí entre raro y culpable durante los siguientes cuatro años. Ahora he decidido confesarlo todo y espero que la inteligencia de este continente entienda que siempre hago cosas estúpidas solo para ver si ocurre algo interesante.

El asombroso estafador que vendió la Torre Eiffel

Hay personas tan carismáticas que asustan, otras tan talentosas que provocan envidia a su alrededor. Víctor Lustig tenía las dos cualidades, por eso se convirtió en el más grande estafador de todos los tiempos.