Cuando Astrid Ericsson juega futvoley el público en las gradas contiene el aliento

Aunque su trabajo en las pasarelas no le permite practicar su deporte preferido, cada vez que lo hace, las personas que presencian el juego se paralizan por su belleza.

Aunque su trabajo en las pasarelas no le permite practicar su deporte preferido, cada vez que lo hace, las personas que presencian el juego se paralizan por su belleza.