Cómo un amante del fútbol se convirtió en el líder del Estado Islámico