Así encuadra las tomas Xavier Dolan, L’enfant terrible del cine canadiense

El joven cineasta de la provocación no solo nos descalabra el cerebro con sus historias, sino que hace tomas absolutamente perfectas para que el subconsciente también se desconcerte.

El joven cineasta de la provocación no solo nos descalabra el cerebro con sus historias, sino que hace tomas absolutamente perfectas para que el subconsciente también se desconcerte.