Anna Frank, la niña judía inmortalizada por sus diarios

Por redaccionnyl el 07/03/2017

La familia Frank, originariamente judía, fue capturada y llevada a distintos campos de concentración alemanes, donde murieron todos menos el padre, Otto.

Con motivo de su décimo tercer cumpleaños Anna recibió un diario, su mejor regalo. Siendo sus primeras palabras en él: Espero poder confiártelo todo… y espero que seas para mí un gran apoyo”.

Anna y su familia fue protegida por Miep y Bep, dos personas que ocultaron a otros judíos durante la invasión nazi. Tras la detención de la familia Frank, Bep encontró los diarios de Anna tirados en el patio de la casa, por lo que decidió conservarlos y entregárselos a Otto al enterarse de la muerte de la niña.

Años después, Otto Frank decidió publicar los escritos de su hija conocidos en todo el mundo como el Diario de Ana Frank, historia que la inmortalizo para siempre.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com