Adolescentes que venden su cuerpo a cambio de comida

Lo que más alarmó a los sociólogos, fue que el comportamiento de estos jóvenes no es en absoluto impulsivo ni desesperado, sino que actúan de una forma totalmente racional.

Lo que más alarmó a los sociólogos, fue que el comportamiento de estos jóvenes no es en absoluto impulsivo ni desesperado, sino que actúan de una forma totalmente racional.