La mujer más hermosa de la ciudad. Por Charles Bukowski


Las expresiones piadosas de Robin que sustituyeron a las groserías en el Batman de los 60