20 pinturas de Salvador Dalí que debes conocer de memoria

Por redaccionnyl el 15/05/2016

Niño geopolítico contemplando el nacimiento del hombre nuevo

Salvador-Dali-nino-viendo-nacimiento-de-un-nuevo-mundo

Este lienzo de 45,5×50 centímetros pintado en 1943 deja ver a una madre flaquísima mostrándole a su hijo hambriento el nacimiento del hombre nuevo del que siempre ha hablado la izquierda. Puede que tal vez nazca el hombre nuevo algún día, pero primero hay que pasar hambre para lograrlo, parece ser el mensaje irónico de Dalí.

La persistencia de la memoria

the-persistence-of-memory-1931

Este óleo sobre lienzo mide 24×33 centímetros. Fue exhibido en la primera exposición individual de Dalí en la Galerie Pierre Colle de París, del 3 al 15 de junio de 1931, y en enero de 1932 en una exposición en la Julien Levy Gallery de Nueva York, Surrealism: Paintings, Drawings and Photographs. Se conserva en el MoMA (Museo de Arte Moderno) de Nueva York, donde llegó en 1934 como donativo de Helen Lansdowne Resor, magnate de la publicidad que posteriormente llegaría a ser patrona del museo.

El gran masturbador

Salvador-Dali-el-gran-masturbador

Se encuentra en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Es un óleo sobre lienzo de 110×150 centímetros que Dalí pintó en 1929. En él aparece un cara boca abajo con muchos elementos sexuales.

Cisnes que se reflejan como elefantes

Cisnes-que-se-reflejan-como-elefantes

Cisnes que se reflejan como elefantes emplea el reflejo en un lago para crear la imagen doble del cuadro. Tres cisnes están delante de árboles y, en el reflejo, los cisnes son las cabezas de los elefantes y los árboles son los cuerpos. El fondo del cuadro es un paisaje catalán representado en colores de otoño, el manejo del pincel creando remolinos en los precipicios circundantes del lago, para contrastar con la quietud del agua.

En la segunda guerra mundial, esta obra fue expoliada por el ejército alemán durante la ocupación francesa y permaneció almacenada en el museo Jeu de Paume de París en la llamada “salle des martyrs” entre 1940-1944. Hoy el cuadro pertenece a Cavaliere Holding, Co., Inc., en Ginebra, Suiza.

Retrato de Picasso

Salvador-Dali-retrato-de-picasso

Dalí y Picasso se conocieron en 1926 cuando ambos vivían en París. Aunque uno era cubista y el otro surrealista, más de una vez presentaron sus obras de forma conjunta en una misma exposición. Esta pintura de 64,1 x 54,7 es, nada más y nada menos que, un retrato de Pablo Picasso pintado por Salvador Dalí.

La tentación de San Antonio

Salvador-Dali-tentacion-san-antonio

Esta obra se encuentra actualemente en los Museos Reales de Bellas Artes de Bélgica. Representa a San Antonio arrodillado en el desierto haciendo frente a las grande tentaciones que le acechan. Es un óleo sobre lienzo pintado en 1946 que mido 89,5×119,5 centímetros.

Carne de gallina inagural

Salvador-Dali-carne-de-gallina-inaugural

Esta es una pintura que apareció justo cuando Dalí estaba por entrar por completo en el surrealismo. Tiene un tamaño de 75,5×62,5 centímetros y está realizada en óleo sobre lienzo. Las figuras humanas que aparecen en el cuadro sobre representaciones del mismo Dalí y de su esposa Gala.

Autorretrato con cuello rafaelesco

Salvador-Dali-cuello-rafaelesco

Este autorretrato de Dalí es a la vez un tributo a Rafael Sanzio, a quien “el Divino” admiró durante toda su vida. Es un lienzo de 41,5×53.

El espectro del sex-appeal

Salvador-Dali-el-espectro-del-sex-appeal

Dalí expone este óleo en el año 1934, en la galería Jacques Bonjean de París y más tarde en la galeria Julien Levy de Nueva York, e introduce en ambos catálogos este fragmento de texto: “Fotografía instantánea en colores a mano. Imágenes subconscientes, surrealistas, extravagantes, paranoicas, hipnagógicas, extrapictóricas, fenomenales, superabundantes, superfinas, etc… de la Irracionalidad concreta…”. En la parte inferior derecha vemos a un Dalí niño, vestido de marinero, contemplando a un enorme monstruo, blando y duro a un tiempo, que para el artista simboliza la sexualidad, todo ello enmarcado en un hiperrealista cabo de Creus. Esta obra es la definición concreta de un sentimiento de difícil percepción: el monstruo de la sexualidad, tan preciso como el paisaje de su infancia, las rocas del cabo de Creus. Cabe destacar la imponente presencia de las muletas, símbolo según Dalí, de muerte y resurrección.

Guillermo Tell

Salvador-Dali-Guillermo-Tell

Dalí siempre habló sobre lo difícil que fue la relación con su padre. En este óleo proyectó el mismo tema pero tratándolo desde el punto de vista del mito: tomó la historia de Guillermo Tell y la fusionó con experiencias propias.

Composición blanda con judías hervidas

Salvador-Dali-premonicion-guerra-civil

Con esta pintura de 99,9×100 centímetros que actualmente se encuentra en el Philadelphia Museum of Art, Dalí advirtió sobre la inminente llegada de la Guerra Civil Española unos meses antes de que comenzara.

Los primeros días de la primavera

Salvador-Dali-primeros-dias-de-la-primavera

Esta pintura de 1929 muestra los primeros pasos de Dalí hacia el Surrealismo. Mide 50×65 centímetros y evidencia una notable influencia del arte surrealista italiano.

Muchacha en una ventana

Salvador-Dali-muchacha-ventana

Entre 1923 y 1926 Dalí pintó al menos una docena de retratos de su hermana Anna María. Esta obra, ejecutada en 1925 es una de las más famosas y reproducidas del autor y representa a su hermana asomándose a la ventana que da directamente al mar en la casa de vacaciones de la familia en Cadaqués. En palabras de uno de los mayores estudiosos de Dalí, Rafael Santos Torroella, este lienzo es “un prodigio en su maestría al combinar los espacios ocupados y los espacios vacíos, haciéndolos equivalentes en sus valores compositivos hasta el punto de que habiendo eliminado hábilmente uno de los batientes de la ventana (el izquierdo), el espectador ni llega a advertir la anomalía que ello supone, y eso pese a que en ello reside precisamente, buena parte de la enigmática belleza que emana de un lienzo de tan límpida serenidad como este”. Está realizada en óleo sobre cartón piedra y tiene un tamaño de 105 x 74,5 centímetros. Actualmente pertenece a la colección permanente del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid.

Sueño causado por el vuelo de una abeja alrededor de una granada un segundo antes de despertar

abeja-dalc3ad

Está hecho mediante la técnica del óleo sobre tabla y sus medidas son 51 x 41 cm. Se conserva en Madrid, en el Museo Thyssen-Bornemisza. Dalí quiso representar en el cuadro el hecho de que, a veces, se introducen en el sueño estímulos derivados de acontecimientos exteriores que son integrados en él.

Los elefantes

Dali_Elephants

Los elefantes también es una pieza surrealista que se completó en 1948. Está situado en una colección privada y ahora es famoso porque solía elefantes muy a menudo. Estos elefantes no eran de apariencia normal, que fueron distorsionados, lo que los hacía fáciles de recordar. La gente ve el fin a este arte como para mostrar el mensaje de Dalí estaba tratando de transmitir de una manera más pretencioso. Mensaje de Dalí era que los elefantes tienen, piernas largas, delgadas y frágiles que simbolizaban los hombres encadenados a la tierra por la gravedad, pero están llegando siempre superior (de ahí las largas piernas). Los críticos dicen que esta pieza crea un sentido de la realidad fantasma. Este peso de la pieza de contraste y el espacio.

La metamorfosis de Narciso

Metamorphosis_of_Narcissus

Este cuadro lo pintó Salvador Dalí entre los años 1936 y 1937. Y se trata de una obra realizada sobre lienzo y pintada al óleo, que actualmente forma parte de los fondos de la Tate Gallery de Londres.

Galatea de las esferas

galatea-de-las-esferas

Obra de las más representativas de la época místico-nuclear. Es fruto de un Dalí apasionado por la ciencia y por las teorías de la desintegración del átomo. El rostro de Gala está conformado por un escenario discontinuo, fragmentado, densamente poblado de esferas, que en el eje de la tela adquieren una visión y una perspectiva tridimensionales prodigiosas. Como explicita Dalí en su Anti-Matter Manifesto: «En la actualidad, el mundo exterior —el de la física— ha trascendido al de la psicología. Mi padre, hoy, es el doctor Heisenberg». Es uno de los homenajes al rostro de Gala más elocuentes que Dalí ha realizado, y quiso que pudiera verse en la Sala Palacio del Viento de su Teatro-Museo, en un caballete que había pertenecido a Meissonier, pintor del cual hay dos obras en el museo que formaban parte de la colección privada de Dalí.

Galatea de las esferas

Leda Atomica

Gala, la esposa de Dalí es representada como Leda, quien, según la leyenda, fue seducida por el dios griego Zeus transformado en cisne y dio a luz el huevo del que nacieron los dioscuros, Cástor y Pólux y las hermanas Helena y Clitemnestra. Dalí escribió sobre el cuadro: “La Leda atómica es el cuadro clave de nuestra vida. Todo está suspendido en el espacio, sin que ninguna cosa toque a otra. El propio mar se eleva a distancia de la tierra”.

El Concilio Ecumenico

Ecumenical-Council-The-504x586

Tras la elección del Papa Juan XXIII, este invitó a su primer acto oficial al arzobispo de Canterbury. El gesto llamó la atención de Salvador Dal{i porque tal circunastancia no se había dado en cuatro siglos. La pintura expresa una esperanza renovada en el liderazgo religioso después de la devastación de la Segunda Guerra Mundial.

Shirley Temple, el monstruo sagrado más joven del cine contemporáneo

shirley-temple.jpg

Esta pintura ha sido interpretada como una sátira a la explotación sexual a los niños en Hollywood. Fue mostrada por primera vez en una exposición celebrada en el Julien Levy Gallery, Nueva York, del 21 de marzo al 18 de de abril de 1939.

Autorretrato cubista

dali-autoretrato-cubista1923

Esta obra data de 1923. Es una auténtica joya para la historia, pues demuestra que el joven Salvador Dalí también tuvo que explorar el cubismo que Pablo Picasso y Juan Gris habían levantado en la pintura.

© Salvador Dalí, Fundació Gala-Salvador Dalí, Figueres, 2007

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com