150.000 cubanos acceden a diario a internet, el doble que hace un año