15 películas con finales tan dementes que te arrancarán el aliento

Por redaccionnyl el 13/03/2017

Hay películas que uno no entiende hasta que llega un final asombroso que lo explica y lo justifica todo, pero también hay otras que te mantienen en expectativa total hasta que se acaban de la forma más inesperada.

Los entendidos de la creación literaria (esto aplica a este tipo de guiones) dicen que hay dos tipos de finales: los que son como auténticos golazos de media volea en el último minuto y los que te aporrean los sentidos porque más bien son como knockout de boxeo. Estas películas parecen pertenecer a ese según orden, pero están muy por encima de cualquier clasificación.

Que Dios nos perdone

Es un thriller español que mantiene la tensión durante toda la película y te sorprende con sus argucias narrativas. Un asesino en serie muy inteligente, dos policías valientes y un relato psicológico de alto nivel, genial para no esperarse nada. Tuvo seis nominaciones a los Goya este año, pero solo Roberto Álamo se llevó el galardón a mejor actor.

Tenemos que hablar de Kevin

No todas las mujeres están preparadas para la maternidad. Eva no tiene la mejor relación con su hijo Kevin, un distanciamiento hiriente desde el primer día. Este es un filme sobre la educación y las consecuencias familiares, políticamente incorrecto, pero histéricamente atractivo.

Prisoners

Anna tiene seis años y ha desaparecido. Su padre Keller, impotente porque el caso no se resuelve y el tiempo avanza, decide tomar cartas en el asunto. Falsos culpables y un ritmo fascinante en otro drama policíaco donde el protagonista quiere la venganza para obtener justicia. El director es Denis Villeneuve, que también hizo otras maravillas como Incendies o Sicario.

The Invitation

Las historias de terror más fascinantes también son esas que te extrañan e hipnotizan, porque en esta no sabemos lo que sucede en una tranquila velada de amigos, pero algo pasa. Un reencuentro que va aumentando su intensidad por momentos, porque la hospitalidad oscura de Eden y su marido inquietan a Will.

Ya no me siento agusto en este mundo

Una mujer sufre un robo en casa, la policía no le ayuda y su única salvación es un vecino trastornado con ganas de jaleo. Es un thriller que se acaba convirtiendo en comedia negra y te va sorprendiendo por el tono porque nunca esperarías esta parodia tan enfermiza.

Buried

Paul Conroy se despierta atrapado dentro de un ataúd con su móvil y un mechero. No es MacGyver pero dispone de un tiempo limitado para salir, ya que se queda sin oxígeno y sin batería. Tensión y ansiedad con un desenlace impactante, una obra maestra del cine español.

Irrational Man

La crónica de un crimen por resolver, con un profesor en plena crisis existencial y una joven alumna excesivamente inteligente. Ambos caminan juntos para resolver estos delitos y faltas donde la intriga es tal, que hasta paladeas su tensión final de la mano de la dirección de Woody Allen.

El mundo de Leland

Tras enamorarse de Becky en una tienda de discos, Leland acaba encarcelado en un centro de detención juvenil, acusado de asesinato. Él no parece culpable y el misterio se resuelve al final, pero entre tanta intriga nos enganchamos a las historias personales de sus allegados, porque su incomprensible arresto lo cambia todo.

Melancolía

Mientras dos jóvenes van a casarse, el planeta Melancolía se aproxima a la Tierra. No es un filme apocalíptico de sobremesa, normal siendo Lars Von Trier el director, y el drama psicológico te envuelve y sientes la angustia de Kirsten Dunst hasta el ojiplático final.

Stockholm

En tres fases de la noche, bien diferenciadas por los colores del filme y sus acciones, un chico insiste hasta la extenuación a una chica con la que quiere acostarse. Stockholm es un retrato de los enamoramientos con una tensión efímera, donde la cotidianidad es ingenuamente perversa.

Gone Girl

Amy ha desaparecido y Nick, su marido, se convierte en el principal sospechoso. Lo que podría ser un melodrama vespertino de Antena 3 evoluciona en un thriller inquietante y perturbador, donde nada es lo que parece antes de un final rompedor dirigido por David Fincher.

Whiplash

Andrew quiere triunfar como baterista de jazz y su profesor Terence puede ser la clave, pero la relación entre ellos es más jodida que una resaca de domingo. Odiosa y arrolladora en su ritmo, es la hermana tenebrosa de La La Land, con sangre todo el rato a una velocidad de vértigo.

Enemy

Basada en El hombre duplicado de José Saramago, en esta película nos sumergimos en la cuestión del desdoblamiento y el conflicto de personalidad. Adam se encuentra a sí mismo y vemos a dos personas iguales, pero incluso al final no sabemos qué narices está pasando. También está dirigida por Denis Villeneuve.

Animal Kingdom

Esta historia de mafia moderna en Melbourne arranca cuando J pasa a vivir con sus tres primos, unos conocidos delincuentes. Es vibrante y seca, pero no te engaña con efectos y hasta el final no sabes qué va a pasar.

Mulholland Drive

Olvida todas tus concepciones sobre el cine y la comprensión narrativa, porque en esta película de David Lynch tendrás que entender al personaje de Naomi Watts para comprender el giro del final. Es un diez que te atrapa entre asesinatos, infidelidades y ensoñaciones, nada que ver con el resto de propuestas.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com