14 preguntas para que sepas si eres fascista según Umberto Eco

Por redaccionnyl el 20/01/2017

Vivimos en un mundo en el que los políticos evidentemente más fascistas acusan a sus enemigos de ser fascistas, y lo hacen sin remordimiento porque ellos en serio creen que el sectarismo que ejercen no es otra cosa que compromiso total con la causa.

Y es que lo total, absoluto y eterno son medidas que solo entran en la cabeza de gente que es fascista y que casi nunca sabe que lo es.

En este mundo tan raro, los miembros más orgullosamente radicales de los partidos de izquierda son tan sectarios y tan inquebrantables en su forma revolucionaria de ver la vida, que han terminado pareciéndose a los seguidores de Mussolini mucho más que sus enemigos a muerte de la derecha.

Menos mal que el semiólogo Umberto Eco desarrolló en 1995 unas instrucciones para identificar cualquier tipo de fascismo, las cuales sirven fundamentalmente para que la gente se identifique a sí misma.

A continuación, 14 características que posees si eres un facho de corazón.

1. Te encanta la tradición

¿Rememoras con nostalgia tiempos pasados y casi siempre les das una mejor calificación que al presente? ¿Te gustan las costumbres navideñas por ilógicas que parezcan? ¿Te encantan las procesiones, los bautizos y todas las cosas que la gente hace para respetar la memoria de sus antepasados, que también lo hicieron? La verdad es que nada de eso te hace fascista, pero te acerca un paso.

2. No te gustan los cambios ni lo moderno

¿Te da rabia cuando te dicen que la izquierda y la derecha son formas arcaicas de hacer política? Eso es muy fascista. De hecho, negar la idea de que lo único constante es el cambio es demasiado fascista. Así que no te extrañes cuando digas algo como “las cosas son así porque siempre ha sido así”.

3. No te quedas de brazos cruzados, tú actúas

En el fondo o no tan en el fondo te sientes muy identificado con Rambo. Es que a ti no te da tiempo de reflexionar, tienes que actuar y acabar con todo lo que te perturba de una vez. Tu frase favorita casi siempre: “Menos cháchara y más acción”.

4. El desacuerdo es traición

Esto es típico. Los fascistas siempre se basaron en la premisa de “estás conmigo o estás contra mí”, y a partir de esta eliminaron aliados y convirtieron a quienes que no pensaran exactamente como ellos en enemigos de la patria, de la causa o de la revolución. Si has dejado de tratar a alguien porque no pensara igual que tú, eres fascista.

5. Te incomodan las personas diferentes

Prefieres que esos “raros” se alejen de ti, además, siempre tienes una justificación que deja mal parados a quienes no se parecen a lo que tú consideras lo correcto: “Es que esos chinos no son higiénicos”.

6. Eres un pesimista empedernido

Para ti el país se cae, se pudre lentamente porque nadie ha aplicado tus ideas o al menos el sentido común.

7. Todo es culpa de un complot oculto

Antes los culpables de que las cosas fueran mal eran masones y judíos. Actualmente son los miembros del club Bilderberg o los illuminati, quienes mueven los hilos del mundo y hacen que tu vida sea una mierda. Un buen fascista siempre está dispuesto a escuchar teorías conspirativas.

8. Tu enemigo vive como un rey, pero puede ser derrotado

Se trata de la contradicción clásica del fascismo, que crea un enemigo fuerte y débil a la vez.

9. El pacifismo es el arma del enemigo para tenernos atontados

Tu eres un tipo de acción y por ello crees que el pacifismo es el mal supremo que idiotiza nuestra sociedad. Es la sucia estrategia usada por los gobiernos para mantener al pueblo callado mientras lo pasa mal. Madre mía, siento mi brazo moverse hacia arriba por segundos.

10. La debilidad es mala

El pacifismo nos convierte en seres débiles. Lo tuyo es tener unos músculos cual adonis y desprecias a los lloricas, a los que se quejan todo el tiempo. Aunque tú te quejes todo el santo día soltando chorradas sobre el avance imparable del islam en Europa.

11. Todos podemos ser héroes

Piensas que dentro de todos (siempre y cuando no sean extranjeros, mujeres o tengan una opción sexual distinta a la nuestra) hay un héroe. El tipo de hombre en que se basará la nueva sociedad perfecta.

12. Lo normal es ser heterosexual

Otra frase para el diccionario de tópicos: que cada cual haga lo que quiera, pero “lo lógico y lo correcto” es que los hombres estén con mujeres, porque así nos hizo la naturaleza.

13. Lo que yo pienso lo dice la tele

Eliges cuatro tertulianos que te dan la razón y cuando estás discutiendo con alguien afirmas que todas tus ideas están contrastadas por una amplia mayoría. Lo sentimos, los que dice Inda tiene poca validez.

14. No me vengas con chorradas cultas

Te gustan las frases que se entienden, la sintaxis elemental y el vocabulario del pueblo. Todos los regímenes fascistas se han caracterizado por limitar los instrumentos de razonamiento complejo y crítico. Vaya, que estás haciendo campaña por un mundo más imbécil.

Reconocerse en una de estas características es fácil y no es un asunto como para tenerle tanto cuidado. Pero si hablamos de tres o más puntos, será bueno que llames al psicólogo para que te oriente.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com