11 datos asombrosos que jamás habrías imaginado sobre Cien años de soledad

Por redaccionnyl el 19/04/2017

1- Aunque Gabriel García Márquez comenzó a escribir Cien años de soledad a los 16 años de edad, su redacción definitiva se ejecutó solo en 18 meses.

2- Macondo, el pueblo donde se desarrolla la historia, era realmente el nombre de una finca bananera cercana a Aracataca, el pueblo natal del autor.

3- En el libro, José Arcadio Buendía se va de la población de Riohacha y funda Mancondo junto a otras personas porque mató a su compadre luego de un insulto durante una pelea de gallos. Eso se le ocurrió a García Márquez porque precísamente su abuelo huyó a Aracataca luego de matar a un hombre.

4- En Cien años de soledad acontece en la fiebre bananera y luego desemboca en la masacre de los trabajadores de la “United Fruit Company” a manos del ejército en la estación ferroviaria. Este hecho ocurrió realmente en diciembre de 1928.

5- La parte del libro en la que Remedios, la bella, se eleva hasta al cielo mientras doblaba sábanas tampoco salió 100% de la cabeza de García Márquez. Parece que una hermana suya se fue a vivir con un hombre casado y la familia tenía tanta pena de decir dónde estaba la muchacha que a toda pregunta sobre el tema respondía que la pobre estaba doblando sábanas en el patio, pasó un viento muy fuerte y se la llevó.

6- El novelista era un gran admirador del poeta nicaragüense Rubén Darío, con quien compartió la experiencia de conocer la nieve en la infancia.

7-El personaje del coronel Aureliano Buendía está basado en el Che Guevara y en su abuelo, Nicolás Márquez, quien también fue coronel.

8- Gabriel García Márquez se crió con sus abuelos y sus tías en una gran casona, a partir de ella se inspiró en la estirpe de los Buendía y a la vez, las mujeres de su familia fueron quienes le transmitieron esa visión intimista, hogareña y repleta de fantasmas que volcó en su obra literaria.

9- El personaje de Úrsula es un homenaje a su abuela Tranquilina Iguarán Cotes, una guajira descendiente de gallegos que acogía a los muertos con la misma naturalidad que a los vivos.

10- Fue el sabio catalán Ramón Vinyes, un escritor poco conocido, quien le aconsejó a García Márquez que escribiera como hablaba.

11- Para Gabriel García Márquez, su libro Cien años de soledad no fue su favorito ni tampoco el mejor que escribió.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com