10 pruebas de que el antiguo Egipto no fue ni remotamente como creías

Por redaccionnyl el 07/11/2016

La iconografía occidental sobre el antiguo Egipto nos ha hecho imaginarnos a veces un reino muy distante a lo que realmente fue. Sobre todo porque asumimos esto de los faraones y las pirámides como algo homogeneo cuando realmente es todo lo contrario.

Por ejemplo, poca gente sabe que los egipcios que recibieron al israelita José eran unos invasores de Mesopotamia que habían echado al desierto a los monarcas originarios, y que cuatrocientos años después estos últimos recuperaron sus dominios. Ese fue y no otro el motivo por el que los Egipcios se volvieron despiadados con los judíos en el relato sobre la vida de Moisés.

Pasaron los siglos y los gobiernos y los faraones siguieron cambiando, tanto que Cleopatra es más cercana a la edificación de los restaurantes de McDonalds que a la de las pirámides. Pero dejemos que sea la siguiente compilación de datos curiosos la que nos cuente más sobre lo que no teníamos idea.

1. Cleopatra no era egipcia

cleopatra-no-era-egipcia

Era de origen griego, específicamente macedónico. Cleopatra era miembro de una larga dinastía de descendientes de Ptolomeo I, general de Alejandro Magno al que le tocó “heredar” Egipto ante la muerte de su jefe el gran conquistador. Eso sí, fue Cleopatra la primera gobernante macedónica de Egipto que se involucró con la cultura del país y hasta habló el idioma de los nativos.

El tratado de paz más antiguo registrado ocurrió en Egipto

tratado-de-paz-egipcio

Durante más de dos siglos los egipcios lucharon contra el Imperio Hitita por el control de las tierras en la moderna Siria. El conflicto dio lugar a encuentros sangrientos como la Batalla de Kadesh de 1274 a. C., pero para el tiempo del faraón Ramsés II ninguno de los dos bandos había surgido como un claro vencedor. Con los egipcios y los hititas frente a las amenazas de otros pueblos, en 1259 a. C. Ramsés II y el rey hitita Hattusili III negociaron un famoso tratado de paz. Este acuerdo puso fin al conflicto y decretó que los dos reinos se ayudarían mutuamente en caso de invasión por un tercero. El tratado egipcio-hitita es reconocido como uno de los primeros acuerdos de paz registrados.

Los antiguos egipcios amaban los juegos de mesa

juegos-de-mesa-egipcios

Los antiguos egipcios se relajaban tras los largos días de trabajo de una forma bastante intligente: con juegos de mesa. Tenían un montón de variedades interesantes para entretenerse moviendo fichas y pensando, pero el más popular era el juego llamado “senet”, que se remonta al año 3500 a. C. y trataba de un tablero largo pintado con 30 espacios. Cada jugador tenía un conjunto de piezas se movían en esos espacios según los dados. Los historiadores todavía discuten las reglas del “senet”, pero todos coinciden en la enorme popularidad del juego.

Las mujeres egipcias tenían una amplia gama de derechos y libertades

mujeres-egipto

Bueno, bueno, es cierto que eran vistas como menos que los hombres, pero tenían más posibilidades que las que viven hoy en muchos países árabes. Las mujeres egipcias disfrutaron de una gran cantidad de independencia legal y financiera. Podían comprar y vender propiedades, servir en jurados, hacer testamentos e incluso entrar en contratos legales. Las mujeres egipcias no trabajaban típicamente fuera del hogar, pero las que lo hacían generalmente recibían el mismo salario por hacer los mismos trabajos que los hombres. A diferencia de las mujeres de la antigua Grecia, que eran efectivamente propiedad de sus maridos, las mujeres egipcias también tenían derecho a divorciarse y volver a casarse. Incluso se sabía que las parejas egipcias negociaban un antiguo acuerdo prenupcial. Estos contratos enumeraban todos los bienes y la riqueza que la mujer había traído al matrimonio y garantizaban que ella sería compensada por ella en caso de divorcio.

Los obreros egipcios hacían huelgas laborales

history-lists-11-things-you-may-not-know-about-ancient-egypt-workers-152202180-e

Aunque consideraban al faraón como una especie de dios vivo, los trabajadores egipcios no temían protestar por mejores condiciones de trabajo. El ejemplo más famoso llegó en el siglo XII aC. Durante el reinado del nuevo reino faraón Ramsés III. Cuando los obreros dedicados a la construcción de la necrópolis real en Deir el-Medina no recibieron su pago habitual de grano, organizaron una de las primeras huelgas registradas en la historia. La protesta tomó la forma de una sentada: Los trabajadores simplemente entraron en los templos mortuorios cercanos y se negaron a irse hasta que sus quejas fueran oídas. La apuesta funcionó, y finalmente los trabajadores recibieron sus raciones atrasadas.

Casi siempre los faraones sufrían de obesidad

list-11-things-ancient-egypt-pharaohs-e

El arte egipcio comúnmente describe a los faraones como si fueran adornos y estatuas, pero este probablemente no era el caso. La dieta real egipcia de cerveza, vino, pan y miel era alta en azúcar, y los estudios muestran que lo más probables es que muchos gobernantes fuesen bastante obesos. Los exámenes de momias han indicado que muchos miembros de la élite egipcia eran insalubres y con sobrepeso, e incluso sufrían de diabetes. Un ejemplo notable es la legendaria reina Hatshepsut: mientras que su sarcófago la representa como esbelta y atlética, los historiadores creen que ella era realmente muy obesa.

Las pirámides no fueron construidas por esclavos

history-lists-11-things-you-may-not-know-about-ancient-egypt-the-pyramids-were-not-built-by-slaves-wp001585_corbis-e

La vida de un constructor de pirámides ciertamente no era fácil: esqueletos de trabajadores comúnmente muestran signos de artritis y otras dolencias, pero la evidencia sugiere que estas tumbas no fueron construidas por esclavos, sino por trabajadores pagados. Estos antiguos obreros de la construcción eran una mezcla de artesanos expertos y manos temporales que aperentemente tomaban con orgullo su oficio. Los graffitis encontrados cerca de los monumentos sugieren que a menudo asignaron nombres humorísticos a sus tripulaciones como los “borrachos de Menkaure” o los “amigos de Khufu”. La idea de que los esclavos construyeron las pirámides con un látigo fue evocada por el historiador griego Heródoto En el siglo V a. C., pero la mayoría de los historiadores ahora la descartan. Los esclavos en el anituo egipto eran empleados como sirvientes domésticos y para trabajar la agricultura.

Parece que un hipopótamo mató al faraón Tutankamón

tutankamon

Sorprendentemente poco se sabe sobre la vida del niño faraón Tutankamón, pero algunos historiadores creen que saben cómo murió. Escáneres del cuerpo del joven rey muestran que fue embalsamado sin su corazón o su pared torácica. Esta salida drástica de la práctica tradicional del entierro egipcio sugiere que él pudo haber sufrido una lesión horrible antes de su muerte. Según un puñado de egiptólogos, una de las causas más probables de esta herida habría sido una mordedura de un hipopótamo. La evidencia indica que los egipcios cazaron a las bestias para el deporte, y las estatuas encontradas en la tumba del rey Tut incluso lo representan en el acto de lanzar un arpón. Si el faraón niño era realmente aficionado a acechar un juego peligroso, entonces su muerte podría haber sido el resultado de una mala cacería.

Algunos médicos egipcios tenían campos especializados de estudio

history-lists-11-things-you-may-not-know-about-ancient-egypt-egyptian-doctors_42-22308757_corbis-e

La evidencia demuestra que los médicos egipcios a veces se enfocaban en sanar solamente una parte del cuerpo humano. Esta primera forma de especialización médica se notó por primera vez en el 450 a. C. por el viajero e historiador Heródoto. Hablando de la medicina egipcia, escribió: “Cada médico es un sanador de una enfermedad y no más … algunos de los ojos, algunos de los dientes, algo de lo que concierne al vientre”. Estos especialistas incluso tenían nombres específicos. Los dentistas eran conocidos como “doctores del diente”, mientras que el término para los proctologists se traduce literalmente al “pastor del ano”.

Los egipcios de ambos sexos llevaban maquillaje

hl-ancient-egypt-makeup

La vanidad es tan antigua como la civilización, y los antiguos egipcios no fueron una excepción. Tanto hombres como mujeres eran conocidos por llevar copiosas cantidades de maquillaje hecho moliendo minerales como malaquita y galena en una sustancia llamada kohl. Luego se aplicó liberalmente alrededor de los ojos con utensilios hechos de madera, hueso y marfil. Las mujeres también manchan sus mejillas con pintura roja y usan henna para colorear sus manos y uñas, y ambos sexos llevaban perfumes hechos de aceite, mirra y canela. Los egipcios creían que su maquillaje tenía poderes curativos mágicos, y no estaban completamente equivocados: la investigación ha demostrado que los cosméticos a base de plomo que se usan a lo largo del Nilo ayudaron a evitar las infecciones oculares.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com